Latest Entries »


Tres días llevo pensando y repensando si publicar ésto o no. Finalmente me decido porque estoy un poco saturada de tanta “solidaridad universal”. Si. Así, entre comillas y dicho con todo el sarcasmo posible.

Tres días compungida por los terribles atentados de París, por el bombardeo en Siria, por los refugiados del mundo, por tanta mujer asesinada por la violencia machista en este bendito país, en definitiva por la injusticia humana.

Pero si hay algo que me ha tocado mucho mis importantes narices, es el hecho de aquellos que se creen los más solidarios y humanitarios del mundo, tratándonos al resto de usuarios de Facebook poco menos que de malas personas, insensibles, racistas y no sé cuantas patrañas más por el mero hecho de haber cambiado nuestra foto de perfil con la transparencia de la bandera francesa.

Pero ¿Quién os habéis creído que sois para juzgar a los demás por sentir de aquella u otra forma? ¿Qué sabéis de nosotros? ¿Acaso habéis hecho alguna vez algo por la sociedad? ¿Habéis militado en algún partido? ¿Habéis sido sindicalistas? ¿Sabéis lo que es el voluntariado social? Bueno, tal vez hayáis participado en alguna manifestación cuando os han tocado el bolsillo, éso si, claro.

No voy a enarbolar la bandera de “Yo soy la más solidaria del mundo” porque no me siento así, ni tan siquiera voy a juzgaros por vuestra ideología sea de un lado, de otro, o de ninguno. Pero mirad: a mí no me vengáis diciendo si soy tal o cual.

Conocí el significado de la palabra libertad antes que el de jerarquía y así he intentado educar a mis hijos como para que ahora vengan estos adalides de pacotilla a confundirlos.

Me parece muy bien que en vuestro muro pongáis lo que os salga de los dedos, pero por favor: sin faltar.

 

Refugiados

Hipocresía: Fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que realmente tienen o experimentan

Real Academia Española © 

Anuncios

Hace unos días contactó conmigo a través de las redes sociales, alguien que en su momento tuvo cierta importancia en mi vida y a quien jamás podré olvidar pese a la distancia y el tiempo. Se trata de ese primer amor de adolescencia. Un amor aún inocente y breve, casto y entrañable.

Tras un par de mensajes virtuales hablando brevemente de nuestro presente a grandes rasgos, me he planteado cómo resumir mi vida sin parecer patética, negativa o banal.

Pues bien, he llegado a la conclusión de que el título de este post es el resumen de una vida poco organizada, a veces bohemia, a veces cruel, a veces romántica, siempre pasional, a veces irresponsable, a veces feliz, siempre impulsiva, posiblemente inmadura y la mayor parte del tiempo hedonista.

Mi familia (mis mayores) me han dejado por imposible y me aconsejan no cambiar. Ya para qué si se me ve venir, si ya se han acostumbrado a mis desastres, mis aventuras y desventuras, mis tropiezos, mi valentía por levantarme siempre, mi sonrisa, mis lágrimas, mi genio y mi independencia.

Porque sí señoras y señores, probablemente soy un desastre en mi vida personal, con ése innegable gen suicida que mi querido y añorado ex-socio y amigo aseguraba tener. Desastre probablemente gestado en la búsqueda incesante de la novedad, de descubrir constantemente, del inconformismo, de los momentos de puntual libertad, de beberme la vida a grandes sorbos. De disfrutar mi independencia. De haber hecho casi siempre lo que me ha dado la gana.

Ahora me toca apechugar con las consecuencias, pero no me importa, estoy acostumbrada. Perseguir un objetivo siempre está bien aunque no sea el más correcto y casi siempre me he salido con la mía tarde o temprano.

En estas lides ha transcurrido mi vida. Probablemente me he equivocado muchas veces, pero siempre con la conciencia tranquila de no haberme llevado a nadie por delante. Tampoco me arrepiento de nada porque en su momento pensé que era lo que debía hacer.

Esta es mi vida: siempre al filo, entre el hedonismo y la responsabilidad


Por casualidad he descubierto esta página  6tory.com y de repente las musas han decidido concederme su compañía en el día que menos me gusta del año.

Me resulta muy difícil desnudar mis palabras, pero ahora que todo es tan universal e intento perder el terrible pánico escénico con el que nací, ahí lo dejo por si os apetece leerlo y comentar. O sólo leer. O da igual, por tenerlo guardado como tantas otras cosas que por aquí y por allá voy dejando caer.

Felices fiestas y esas cosas que se dicen por imperativo social. Yo prefiero ser feliz el resto del año y llorar un sólo día.

Si hacéis click en la imágen se abrirá el enlace al micro-relato

Navidad 2013


Que no me gustan tan “entrañables” fechas, de casi tod@s es sabido; que últimamente cada año va de mal en peor y el que se presenta no va a ser muy diferente, tampoco es un secreto. Pero como no hay nada mejor que echarle un par de ovarios a la cosa (que de narices voy sobrada), encarémoslo con buen ánimo y alegría, que la vida son dos días y la mitad ya la hemos pasado.

Resumir en unas pocas líneas lo que me ha dejado este bendito año que termina, sería harto complejo y posiblemente aburrido, así que simplemente decir que:

– A l@s que habéis llegado por primera vez a mi vida, daros la enhorabuena porque seguro que en algún momento ha sido muy divertido.

– A los que continuáis, gracias por aguantarme.

– A l@s que ya no pertenecéis a mi entorno: que os den dos duros porque posiblemente no nos merecemos.

– A esos grupos musicales que me deleitaron en tan magníficos conciertos: gracias por hacerme vibrar.

– A mis hijos, Iván y Judith, gracias por seguir dándome razones para continuar porque sin vosotros nada sería posible ni tendría sentido.

– A mis padres, que sigamos muchos años juntos.

– A Teddy, mi perro, porque es un amor.

– A las nuevas experiencias, que me hacen sentir viva y útil dándome un verdadero soplo de autoestima.

– A las nuevas tecnologías agradecer el hecho de haber encontrado a amig@s de la infancia, que de otro modo podría haber sido prácticamente imposible, aunque estemos tan lejos.

– A Rajoy y su espeluznante equipo de gobierno por afianzarme en mis convicciones políticas “rojeriles”.

– A los cupones de descuento que me da mucha alegría cuando encuentro un chollo.

En definitiva, pese a los malos tiempos que corren, aún doy gracias a la vida por todo lo bueno que me ofrece y espero seguir disfrutando en mayor o menor grado.

Que 2013 nos traiga sobre todo trabajo que nos permita sobrevivir sin sobresaltos, salud para disfrutar de esta puta y hermosa vida, amor (o sexo en su defecto) porque mola, amistad porque nos hace falta, paciencia para no hacernos explotar y sobre todo: que no os comáis la cabeza que estamos mayores ya como para andarnos con tonterías; que si tenéis un problema con alguien se lo digáis claramente y no dejéis que se amontone hasta reventar; que si amáis a alguien no dejéis de decírselo porque alimentaréis vuestra unión; que no sintáis odio hacia nadie porque no sirve de nada, si no para amargarte el alma y a la otra parte le va a dar igual.

Y para terminar, que tengáis mucha, mucha suerte, que falta nos va a hacer y que el próximo año os traiga toda la felicidad que anheláis y que podamos volver a vernos/leernos dentro de un año.

Besos y abrazos a cascoporro.

Imagen

UP! Social Media

Social Media y Marketing Online

Baúl de Ritmos

Música y cultura ecléctica desde Alicante

OPERACION CRUSOE

Serie thriller desde Alicante

Cultura y Eventos en Alicante

Qué hacer y qué lugares visitar en la provincia de Alicante

eskaly

SENSACIONES, PASIONES, VIVENCIAS....

POR MIS WEBS

Pensamientos y desvaríos de una ecléctica hedonista

ROx MakeUp Style

“The most beautiful makeup of a woman is passion. But cosmetics are easier to buy.” ― Yves Saint-Laurent

Salvazzphoto

blog de mis fotos y mis cosas

La certeza de los necios

Crees que te conoces, pero no es verdad...

A %d blogueros les gusta esto: